Tener un ataque de hipo puede llegar a ser muy desesperante, en especial por no encontrar la forma de quitarlo. Si esta situación te ocurre muy seguido, deberías intentar alguno de los siguientes trucos para quitar el hipo:

  • Tápate los oídos y bebe agua con un sorbito o pajita.
  • Contén la respiración por unos segundos.
  • Coloca una cucharada de cardamomo en polvo en un vaso de agua. Hierve. Cuando haya hervido, cuélalo y, al enfriar, coloca en agua fría y bebe un sorbo. Este truco es ideal para quienes sufren de hipo constantes.
  • Mezcla una cucharada de mostaza en polvo con una cucharada de manteca. Traga rápidamente paracalmar el hipo.
  • Toma una onza de vinagre blanco.
    • Ingiere un poco de azúcar e inmediatamente bebe un vaso de agua.
  • Agrega un poco de sal a una taza de requesón. Cómelo para deshacerse del hipo.
  • Detén tu respiración por unos segundos y bebe nueve sorbos de agua.
  • Ingiere una cucharada de mantequilla de maní.