El canibalismo entre animales, se ha vuelto cada día mas frecuente, y es que mientras se trate de sobrevivir, hay animales que por mas indefensos que parezcan, hacen de esta práctica su forma de conseguir alimento para sobrevivir.

Tiburón toro

Las hembras embarazadas migran a aguas calientes para ayudar a que sus crías puedan crecer. A medida que recorren el mar, estas pierden el apetito y las crías en crecimiento dentro del útero de la madre deben valerse por sí mismas. Las crías de tiburón toro se ven obligados a comer sus propios hermanos desde el interior de la matriz de su madre.

Mantis religiosa

Durante y tras el apareamiento la hembra se come al macho. La razón más probables reside en que el contenido proteico del macho aporta a la hembra un aporte extra de energía que le ayuda a poner un mayor número de huevos, contribuyendo con ello al desarrollo de una progenie mayor.

Araña Viuda Negra

la hembra se come al macho después del apareamiento, la viuda negra, tras la muerte del macho, lo envuelve en su tela y lo conserva durante 60 días para luego ofrecérselo de alimento a sus hijos recién nacidos.

Oso polar

Se ha descubierto recientemente que los osos polares pueden llegar a ser caníbales, en especial los machos, ya que si sufren demasiada hambre, pueden comerse a otros osos jóvenes. Según algunos activistas, el cambio climático sería también el culpable de que la especie se estuviera viendo empujada al canibalismo para sobrevivir.

Hámsters

se dice que al ser las crías tan débiles y pequeñas, son devorados por sus padres en una suerte de instinto que los hace considerarlos como incapaces. Los padres supondrían que al ser tan débiles, no serán capaces de sobrevivir en el futuro frente a los peligros que les rodean. Así se aseguran que sólo los más fuertes conserven la especie. Otra teoría supone que luego de dar a luz la madre se siente débil y necesita grandes cantidades de nutrientes para poder sobrevivir adecuadamente.

Gallina

Se sabe que la gallinas se comen sus huevos cuando no están recibiendo suficiente calcio; si las cáscaras son débiles y se agrietan cuando una gallina se sienta sobre ellos o los pisa, esta se comerá el contenido del huevo roto.

Tortugas caníbales en el jardín tropical de Atocha

La superpoblación, unida a la falta de alimento, ha provocado una foco de enfermedades y una situación extrema en la que unas se comen a otras, las tortugas vienen enfermas y lo que hacen es que se vaya trasmitiendo un foco de infección. Las tortugas pequeñas siempre van a ser depredadas por las grandes. El canibalismo siempre va a estar presente aquí hasta que no tenga una solución.