Brad Pitt y su ex pareja Angelina Jolie contrataron un abogado privado para que los motivos y los arreglos del divorcio sean de total confidencialidad, así se dio a conocer en un comunicado que ambos actores escribierón y del cual solo se menciona lo siguiente:

"Las partes y sus abogados han llegado a un acuerdo para que todos los documentos sean confidenciales y para contratar a un juez privado que tomará las decisiones legales necesarias para facilitar la resolución de los asuntos pendientes con el fin de preservar el derecho a la privacidad de sus hijos y familiares", explica el comunicado

Además, este concluía con un rotundo: "Los padres se han comprometido a actuar unidos en este sentido".

Según el entorno de Pitt, el actor está atravesando el peor momento de su vida y estaría viviendo una "pesadilla" por la complicada comunicación con su ex mujer.

A esto se suma el miedo de la estrella cinematográfica de que su ex esté "envenenando" a sus hijos y poniéndoles en su contra.

Y a todos los problemas de la expareja, hay que añadir las informaciones de algunos semanarios estadunidenses en las que afirman que Maddox y Paz podrían ser reclamados por sus familias biológicas.