Diez personas ayer resultaron con heridas leves cuando un joven disparó en una escuela de enseñanza secundaria de Grasse, un acto sin conexión terrorista.

“Evidentemente fue un acto loco de un joven frágil y fascinado por las armas”, estimó la ministra francesa de Educación, Najat Vallaud-Belkacem, quien elogió la acción “heroica” del director del establecimiento, que protegió a los estudiantes.

El sospechoso, detenido en posesión de un fusil, dos armas cortas y dos granadas, podría sufrir “problemas sicológicos”, según el presidente de la región, Christian Estrosi.

El sospechoso, detenido en posesión de un fusil, dos armas cortas y dos granadas, podría sufrir “problemas sicológicos”, según el presidente de la región, Christian Estrosi.