La capital griega, de cubrio de nieve esta mañana después de nueve años de no ver nevar, el espectaculo no se veía desde 2008 y causo asombro en sus habitantes.

La nieve y el hielo provocaron el corte del tráfico en la carretera periférica de la colina de Licabeto, mientras que los itinerarios de varias líneas de autobuses fueron modificados.

El frio se ha dejado sentir en todo el pais, las temperaturas han caido 10 grados bajos cero en algunas ciudades. Las malas condiciones meteorológicas obligaron a volver a Atenas al avión en el cual el ministro de Migración, Yanis Muzalas, iba a viajar a la isla de Lesbos, pues fue imposible aterrizar en el aeropuerto de Mitilene.

La previsión del tiempo indica que las condiciones meteorológicas se suavizarán a partir de mañana.